La siesta perfecta

La siesta perfecta

La siesta perfecta

La siesta es una forma fácil y saludable de aumentar rápidamente nuestro estado de alerta, concentración, productividad, creatividad y humor, e incluso es un buen modo de reducir el estado de estrés.
El sueño diurno mejora el funcionamiento cardíaco y reduce la hipertensión. La hora, el lugar y la duración son algunos de los puntos a tener en cuenta.
Estos son algunos trucos para echarse una perfecta siesta:

1. Trata de que no dure mas de 25 minutos

La Escuela Médica de Harvard y la Clínica Mayo al establecer, tras una investigación, que la siesta debe durar entre 20 y 30 minutos porque de lo contrario puede causar somnolencia.

2. Que la estancia donde la vallas a realizar este a oscuras.

Hay que emular en la medida de lo posible al sueño nocturno, cuando cerramos las persianas para dormir.

3. Intenta tener un silencio absoluto

“Si conseguimos dormirnos con la tele de fondo es porque puede relajarnos y desviar la atención de cosas que nos impiden dormir”, explica Jesús Escribá.

4. Mejor tumbado

Tumbados dormimos mejor que sentados y nos dormimos mucho más rápido. Diferentes estudios señalan que tardamos un 50% más de tiempo en conciliar el sueño cuando estamos sentados.

5. Muy importante la hora

Si pretendes dormir por la noche, no puedes echarte a las seis de la tarde. La hora ideal sería entre doce y cuatro de la tarde.

6. Pon el móvil en modo avión o apágalo, pero siempre con la alarma puesta

Saber que no te va a llamar nadie durante la siesta ayuda a conciliar el sueño más fácilmente y así evitar despertarnos antes de tiempo. Una alarma a tiempo evitará problemas de horarios.

Compartir publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *